En el sector de la traducción profesional, donde se busca potenciar la productividad al tiempo que se mantiene un alto estándar de calidad, el software de traducción asistida por computadora es una herramienta de uso cotidiano. En este contexto, el traductor que comprende el uso de tres elementos esenciales –las memorias de traducción, las bases de datos terminológicas y los motores de traducción automática– se encuentra en una situación ideal para prestar sus servicios a clientes en el mercado internacional. En esta sesión se explorarán los tres recursos, analizando sus usos óptimos para máximo provecho del traductor.

Recommended Articles